Farmacéuticos, médicos y odontólogos catalanes ponen en marcha una campaña para fomentar el buen uso de los antibióticos

  • La iniciativa cuenta con el apoyo del CatSalut y el Departamento de Salud de la Generalitat
  • El objetivo es trabajar de manera coordinada, desde los diferentes ámbitos sanitarios, para contribuir a concienciar a la población sobre la importancia del uso adecuado de estos medicamentos
  • España es uno de los países de Europa con mayor consumo de antibióticos por habitante y, cada año, mueren en España alrededor de 35.000 personas como consecuencia de infecciones causadas por bacterias multirresistentes

Para dar respuesta a esta situación, farmacéuticos, médicos y odontólogos catalanes fomentarán el buen uso de los antibióticos en el marco de la campaña que han puesto en marcha el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña (CCFC), el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) y el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC), con el apoyo del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y el Departamento de Salud de la Generalitat

“Todos tenemos que hacer un uso responsable de los antibióticos”

El objetivo es trabajar de manera coordinada, desde los diferentes ámbitos sanitarios, para contribuir a concienciar a la población sobre la importancia del uso adecuado de los antibióticos. Este trabajo conjunto permitirá divulgar el mensaje a través de más canales y, en consecuencia, llegar a un número mayor de ciudadanos.

La campaña también cuenta con un cartel divulgativo que se podrá encontrar en las farmacias y en los centros de atención primaria de Cataluña. Entre otros aspectos, recoge dos mensajes importantes: “Todos tenemos que hacer un uso responsable de los antibióticos” y “El mal uso de los antibióticos genera resistencias que pueden poner en peligro nuestra salud y la de todo el mundo”.

¿Cómo se deben tomar los antibióticos?

Los implicados en la campaña recuerdan que los únicos profesionales sanitarios que pueden recetarles son los médicos, los odontólogos y los podólogos. Cuando un paciente debe tomar un antibiótico, debe respetar la dosis, las horas en que hay que tomarlo y la duración del tratamiento. En caso de duda, se recomienda consultar al farmacéutico, el profesional que lo ha recetado o el 061 CatSalut Responde. Además, la campaña también incide en el hecho de que cuando el paciente termina un tratamiento, no tiene que guardar los antibióticos que le sobren en casa, sino que debe llevarlos al punto SIGRE de la farmacia.

La importancia del uso correcto de los antibióticos

Utilizar estos medicamentos de manera inadecuada genera resistencias que pueden hacer que enfermedades que hoy son fácilmente curables, se conviertan incurables. De hecho, la resistencia a los antibióticos es uno de los problemas de salud pública más importantes del mundo y se produce cuando el antibiótico ya no puede destruir o detener el crecimiento de las bacterias.

Por este motivo, es muy importante conocer en qué casos se deben utilizar. Los antibióticos son medicamentos que se utilizan para combatir infecciones producidas por bacterias y no tienen ningún efecto sobre las infecciones producidas por virus como el resfriado común, la gripe o el dolor de garganta. La resistencia a los antibióticos, sin embargo, no siempre se produce por sobreutilización, es decir, cuando se hace uso en patologías no causadas por bacterias. También puede ser causada por la infrautilización (administrar dosis insuficientes o con una duración insuficiente) o cuando se toman por iniciativa propia (no siempre hay antibiótico y este no siempre es bueno para eliminar la bacteria).

La educación sanitaria, clave para combatir el mal uso

Los profesionales sanitarios también recuerdan que hay una serie de consejos que se pueden seguir para prevenir las infecciones, como lavarse las manos, utilizar pañuelos desechables, cubrirse la boca con la parte interior del codo cuando se tose, vacunarse siempre que sea posible y sea indicado y alimentarse de manera equilibrada. Evitar una infección tiene un impacto directo en la disminución del consumo de estos medicamentos.

 

Fuente: Gencat

2018-08-13T14:55:49+00:00